Uyuni, donde se une el cielo con la tierra.

Hoy publicamos nuestro viaje a Uyuni, un lugar bello, un destino de esos que solemos tenerlo en pendiente, hasta que un día sin pensarlo tanto decidimos ir a conocerlo.

Empezamos, como no podía ser de otra manera, mencionando la ruta que tomamos: LIMA- JULIACA- PUNO-UYUNI. Esta ruta nos permitió conocer dos destinos: Puno y Uyuni; aunque también existen otras vías para llegar, ya sea si estás en Bolivia o en Chile.



Llegar a Salar de Uyuni

  • Parte Peruana

    Llegamos por la noche al aeropuerto de Juliaca, en pleno altiplano andino. Cogimos las maletas y empezamos a notar el cansancio (soroche en lengua quechua) propio de una altura de casi 4.000 metros sobre el nivel del mar. Como en Juliaca no hay mucho que ver, continuamos la ruta hacia Puno trasladándonos en una furgoneta que nos ofrecieron al salir del aeropuerto (15 soles).

    Al cabo de una hora llegamos a nuestro destino. La furgoneta nos dejó en nuestro hospedaje, donde nos brindaron mate de coca, perfecto para soportar la altura y el frío. Para nuestra grata sorpresa el hospedaje estaba ubicado en el Jr. Lima, jirón donde pudimos encontrar restaurantes, bares y empresas de tours.

    En Puno el comercio cierra antes de las 11pm, por lo que dejamos las maletas en la habitación, nos pusimos los abrigos y, aún agobiados por la altura, salimos a cenar. Unos vinos calientes y unas pizzas al horno nos fueron más que suficientes. A la mañana siguiente, nos levantamos antes que canten los gallos y con el sueño a cuestas continuamos nuestra ruta hacia Bolivia. Un breve hasta luego Puno, ahora estamos de vuelta.

    Y emprendimos el viaje de casi 2 horas hacia Desaguadero (límite con Bolivia).

  • Parte Boliviana

    Como en toda frontera sellamos el pasaporte y, de paso, aprovechamos a cambiar soles por bolivianos. Ya con el dinero en nuestro bolso, contratamos un auto (30 bolivianos) a pocas cuadras de la frontera boliviana con dirección a El Alto de La Paz. Ese era nuestro siguiente destino camino a Uyuni.

    El Alto, a una hora de Desaguadero, es la segunda ciudad más alta del mundo con una altura promedio de 4.050 metros sobre el nivel del mar. Desde aquí pudimos trasladarnos hacia Uyuni en auto a través de la carretera La Paz-Oruro-Uyuni (80 bolivianos), durando el trayecto unas seis horas. Así pudimos llegar de noche a Uyuni y descansar después de un largo viaje (en autobús son 12 horas y dependes de sus horarios).

La gran aventura de recorrer casi por completo el salar de Uyuni requiere un mínimo de tres días y, aproximadamente, 550 bolivianos (incluyendo transporte, hospedaje y comida). Pero también es posible conocer parte del salar en un día por 150 bolivianos (incluyendo transporte y comida).

Cementerio de trenes de Uyuni

Esta aventura de tres días empezó en un jeep, que suele partir a las 10:30 am, con dirección hacia el cementerio de trenes. Un lugar olvidado que cobra vida con las risas y alegrías de cada turista que pasa por ahí dejando su huella.

Tren

Salar de Uyuni

Luego al salar de Uyuni, el más grande del mundo, con casi 11.000 km cuadrados de superficie. Dicen que es un lugar muy energético y que si nos perderíamos en él ni la brújula nos salva. Y es que no hay letreros en el salar. Los guías conducen teniendo sólo como referencia ciertos puntos y montañas, además de su experiencia.

Según íbamos entrando en el salar cada vez nos impresionábamos más. Caminábamos con cuidado para evitar resbalarnos o meter la pata literalmente en algún ojo del salar.

¡Qué increíbles paisajes, qué bellas sensaciones! Si tuviésemos que decir algo diríamos que es como estar en el cielo. Ese azul intenso al contrastar con el blanco brillante de la sal nos dejó alucinado porque nos hizo sentir perder la referencia en ese inmenso mar blanco. Con ese efecto aprovechamos para crear fotos donde dejamos volar nuestra imaginación jugando con distancias y tamaños.

Salar de Uyuni

Efecto óptico en Uyuni

Efecto óptico en Salar de Uyuni

Pasar la noche ahí en épocas de lluvia (octubre – abril) donde todo se refleja es un sueño. Teníamos las estrellas a nuestros pies y si bien no podíamos tocarlas al menos podíamos maravillarnos. Luego, despertar viendo el amanecer, con esa explosión de colores, no tiene precio.

Montañas colonizadas por enormes cactus rodeadas por increíbles kilómetros de salar que crean de noche una visión de isla en el mar.

Vistas de salar desde isla en Salar de Uyuni

Alpacas en Uyuni

Isla en Salar de Uyuni



Lagunas altiplánicas

Lagunas que se tornan rosadas por la presencia de microorganismos que alimentan a bellos flamencos que descansan en sus aguas.

Laguna altiplánica

Flamencos en laguna

Pasan las horas y continuamos recorriendo el camino donde la naturaleza es la protagonista y donde ésta origina monumentos naturales como el famoso árbol de piedra.

Árbol de piedra en Bolivia

Géiseres y termas volcánicas

Y seguir recorriendo, visitando sus termas volcánicas, sus formaciones rocosas, que nos remontan a épocas donde se formó la tierra, y sus espectaculares géiseres hacen de este lugar una revolución de belleza natural.

Termas volcánicas en Bolivia

Géiseres en Bolivia

Pero no importa lo que os contemos nosotros, tenéis que descubrirlo vosotros mismos. O, si ya lo viviste igual que nosotros, déjanos un comentario para saber cómo lo pasasteis.

Vistas de salar de Uyuni

Adiós Uyuni, nosotros continuamos la ruta de regreso a Puno a conocer el famoso Lago Titicaca.



Recomendaciones para viajar a Uyuni:

    • Es preferible sellar el pasaporte a primera hora de la mañana porque no hay mucha gente. Más tarde de las 10 am las colas pueden ser muy largas (migraciones Bolivia).
    • Es mejor cambiar dinero en la frontera del lado boliviano (1sol=2.07 bolivianos). No lo hagas en Uyuni ya que es pésimo.
    • Llevar ropa de abrigo y protector solar.

Si te ha gustado el post, ¡apóyanos con un like!

Un abrazo.

Gaviotina

¡Síguenos en las redes sociales!

Facebooktwitterrssinstagrammail

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.