Dientes de Navarino, el trekking más austral.

El trekking Dientes de Navarino es uno de los más famosos de Chile. No solo por sus impresionantes vistas del sur de continente americano, sino por ser el más austral a nivel mundial. No hay otro trekking que discurra más al sur que la isla Navarino, la cual está situada entre Tierra del Fuego y la isla de Hornos (famosa por su cabo).

Su nombre se debe un conjunto de cerros situados en la Isla Navarino, y cuyas cumbres se asemejan a una hilera de dientes. Pero este no es su único atractivo: decenas de lagunas, bosques, ríos, represas de castores, cerros y nevados hacen de esta isla un lugar único en el mundo.



Preparación del viaje a Isla Navarino

Para organizar el trekking Dientes de Navarino nos basamos totalmente en la guía de la ruta patrimonial que facilita el Ministerio de Bienes Nacionales de Chile.

En esta guía pudimos ver las opciones de circuitos, los días necesarios para cada uno y los lugares de acampada. También vienen las coordenadas GPS, algo muy útil para evitar caminos equivocados.

Los billetes de avión los compramos con LAN, para viajar hasta punta Arenas, y con Aerolíneas DAP, para volar desde Punta Arenas a Puerto Williams (Isla Navarino).

El alojamiento para descansar el último día fue algo más complicado, no hay muchas opciones de alojamiento en Puerto Williams. Busca y reserva con bastante antelación para evitar problemas.

¡Ya estábamos preparados para completar el trekking Dientes de Navarino!

Llegar a Puerto Williams (Isla Navarino)

Salimos desde Santiago a media noche para llegar a Punta Arenas como a las 03:30. Era una paliza de viaje, pero no disponíamos de muchos días de vacaciones como para elegir otro horario.

Llegamos a Punta Arenas y buscamos un banco donde dormir en el aeropuerto. Nuestro vuelo a Puerto Williams salía a las 9:00, así que solamente teníamos unas horas para descansar.

Una vez nos levantamos, después de haber dormido bastante poco, descubrimos con sorpresa que el vuelo estaba retrasado. Las condiciones meteorológicas no eran las mejores, así que tocaba esperar 2 horas más. En este caso no nos importó, ya que volar en avioneta por estas latitudes con mal tiempo no es algo que nos transmitiese seguridad.

Mientras esperábamos nos dimos cuenta de algo curioso, ¡había vuelos desde este aeropuerto a la Antártida!

Letrero vuelos en Aeropuerto Punta Arenas

De hecho, pudimos ver al cabo de un rato a un grupo que se dirigía a la zona de embarque muy bien equipado. Tenían unos trajes especiales para soportar las bajas temperaturas. Buscamos en internet y vimos varias compañías que ofrecían vuelos a la Antártida, aunque a un precio bastante elevado (mínimo unos 1.500-2.000 USD).

Pasaron las 2 horas y nuestra avioneta ya estaba preparada en la pista. No era muy grande, como para 12 personas, pero se la veía con buen mantenimiento.

Avioneta Isla Navarino

Abordamos dentro y la sensación fue algo rara. Era nuestra primera vez en avioneta, no esperábamos los lujos de un avión, pero nos pareció bastante pequeña y básica.

Interior avioneta a Isla Navarino

El piloto y el copiloto nos explicaron el plan de vuelo y, más importante aún, que las condiciones meteorológicas estaban bastante estables, por lo que el vuelo sería tranquilo. Eso sí, nos advirtieron que durante el vuelo se oirían golpes contra el fuselaje, pero que estuviesemos tranquilos. Solamente sería el hielo derretido que al soltarse golpearía la avioneta…

Despegamos y nuestros temores se esfumaron. El vuelo fue bastante tranquilo, únicamente algo incómodo por el espacio disponible y por el ruido de los motores (y el hielo). La pena es que no pudimos disfrutar de las vistas, ya que una vez tomamos altura estuvimos atravesando nubes de forma constante, viendo únicamente un gris homogéneo.

Al cabo de 1:15 horas, el piloto nos indicó que empezábamos la maniobra de aproximación a Puerto Williams. Miramos por la ventanilla de la avioneta para disfrutar de las vistas y vimos la ciudad de Ushuaia, justo al otro lado del canal de Beagle.

Ushuaia

Salimos del aeropuerto, nos dirigimos a la comisaría de los carabineros de Chile icono mapa. Allí dimos nuestros datos, la ruta a seguir y el día estimado de vuelta. Si bien puedes no hacerlo, es lo recomendable por si tienes algún percance por la ruta, para que vayan a buscarte si lo llegases a necesitar.

Una vez realizado el trámite nos dirigimos al inicio del trekking Dientes de Navarino. De camino tuvimos suerte y en 4×4 nos acercó bastante al camino. Nos vino perfecto, ya que íbamos bastante justos de tiempo por el retraso del avión.

1º Día en trekking Dientes de Navarino: Cerro bandera y llegada a campamento

Comenzamos a caminar a buen ritmo y nos adentramos en un bosque. El camino estaba bien marcado, así que avanzamos sin mucha dificultad. El tiempo estaba gris pero estable, no tenía pinta de llover (eso parecía en ese momento).

Bosque en tierra del fuego

Al cabo de unos 30 minutos llegamos al cerro Bandera, denominado así por la enorme bandera chilena que está situada en su cumbre. Y, justo a mitad de la subida, empezó a soplar un fuerte viento y a llover de forma abundante.

Más que por el frío y la lluvia, estábamos algo nerviosos por si la lluvía se convertía en tormenta eléctrica. Estábamos bastantes expuestos por más que el mástil de metal de la bandera pudiera hacer de pararrayos…

Avanzamos de mala forma hasta que ya pasamos el cerro y llegamos a una zona de bosque. Aquí nos refugiamos hasta que paró de llover. Todavía nos encontrábamos algo lejos de los Dientes de Navarino.

Y, como siempre, después de la tormenta salió el sol. Increíble los cambios de clima que hay en Tierra del Fuego. En un mismo día puedes pasar del invierno a otoño, primavera y verano…

Continuamos el camino por la ladera de un cerro observando desde esta altura las primeras lagunas de la isla.

Sendero en isla Navarino

Ya un poco más adelante, pudimos contemplar por primera vez los impresionantes «Dientes» de la isla Navarino. ¡Cómo resaltaban en contraste con el cielo gris!

Dientes de Navarino

Continuamos un poco más y llegamos a la zona de acampada que había en esta zona. No era buen terreno ya que estaba bastante húmedo, había riachuelos de agua por todos lados y estaba en cuesta. No obstante, como íbamos a comprobar más tarde, era uno de los mejores sitios de toda la ruta.

Aquí coincidimos con otros 2 grupos, la mayoría de ellos de Europa Central. Ellos hacían la ruta en el otro sentido, así que ya no volvimos a coincidir ni con ellos ni con nadie más en todo el trekking.

2º Día en trekking Dientes de Navarino: Zona sur de la Isla

Nos levantamos pronto, recogimos las cosas y continuamos el camino aprovechando que el tiempo estaba bastante estable.

El paisaje iba cambiando, de pura roca y riscos pelados…

Cerro en trekking Dientes de Navarino

…a lagunas aisladas con neveros a su costado…

Laguna en trekking Dientes de Navarino

… hasta llegar a zona más bajas con lagunas, ríos y bosques.

Lagunas en Isla Navarino

En prácticamente todos los ríos veíamos represas formadas por castores. Aunque no es su hábitat natural, ya que fueron liberados de granjas en Argentina por la baja calidad del pelo (en comparación con ejemplares en Canadá), han prosperado muy bien gracias a la ausencia de depredadores. De unos miles de ejemplares han pasado a varios cientos de miles por el sur del continente americano.

Represa de castores

Incluso, por azar, tuvimos la suerte de ver un castor. Nos equivocamos de camino y llegamos a una pequeña laguna. Allí, para nuestra sorpresa, pudimos ver un castor nadando despreocupado a apenas 20 metros nuestro. Con cuidado sacamos la cámara y pudimos hacer alguna foto, no de gran calidad debido a que no paraba quieto.

Castor en la Patagonia

Al cabo de unos minutos de estar observándolo, se percató de nuestra presencia y se sumergió. ¡Qué gran experiencia poder ver un castor desde tan cerca!

Continuamos caminando aún con la emoción en el cuerpo. Todavía nos quedaba una hora de caminata y ya estaba empezando a oscurecer.

Trekking dientes de Navarino

A mitad de camino paramos y montamos la tienda de campaña en medio de un camino. No había otra opción, el resto estaba plagado de riachuelos. Simplemente con pinchar el bastón en el suelo ya brotaba agua.



3º Día en trekking Dientes de Navarino: De regreso a la zona norte

Descansamos bastante bien a pesar del viento que golpeó la tienda de campaña toda la noche. Nos pusimos en marcha, ya algo más cansados que los días anteriores, pero con las mismas ganas de vivir esta experiencia en el fin del mundo.

La primera parte era sencilla, parte baja con bosques y lagunas de gran belleza.

Bosque en trekking Dientes de Navarino

Por el contrario, la parte final del día era algo más pesada. No tanto por la dificultad técnica, sino que más bien era pesado andar sobre pequeñas rocas. Aunque, por las vistas que pudimos contemplar, merecía mucho la pena.

Vistas en Isla Navarino

La única parte que nos pareció más complicada fue justo al final de la jornada. Tuvimos que descender de un cerro con bastante pendiente y firme de arena.

Lagunas en trekking Dientes de Navarino. Parte Norte

Ya al anochecer paramos al lado de un bosque y acampamos. No era la mejor opción, pero no había otra. Estábamos al lado de varios árboles, con el riesgo de caída de ramas, pero no queríamos ponernos en medio de la húmeda explanada con la tormenta eléctrica que se nos venía encima. No obstante, tomamos todo el material de metal y lo alejamos como 100 metros de nuestra tienda de campaña.

Acampada en Isla Navarino

4º Día en trekking Dientes de Navarino: Regreso a Puerto Williams

Nos levantamos algo más tarde de lo habitual, ya que íbamos bien de tiempo y los días de trekking ya hacían mella. Recogimos la tienda, que estaba todavía algo mojada, el material metálico y nos adentramos en el bosque.

Esta última parte cansaba bastante. El bosque era bastante profundo y el camino no estaba bien marcado. Había barro, mucha vegetación y riachuelos que se cruzaban constantemente.

Bosque en Isla Navarino

Salimos del bosque y vimos de nuevo el canal de Beagle. Ya estábamos cerca de Puerto Williams y de finalizar este increíble trekking.

Canal de Beagle. Puerto Williams

Seguimos andando en dirección a Puerto Williams hasta que, en el mismo bosque, nos encontramos con una sorpresa… ¡Había material militar antiguo! Sí habíamos visto barcos en la base naval de Puerto Williams, pero no nos imaginábamos encontrar aquí un cañón antiaéreo, un vehículo de transporte de tropas y unos barracones…¡Qué variado es el trekking de Dientes de Navarino!

Material Militar en Patagonia

Una vez en Puerto Williams, nos dirigimos a la casa donde habíamos reservado una habitación. Dejamos las cosas, nos quitamos las botas y nos dimos una relajante ducha. Si bien la habitación era sencilla, nos parecía un lujo comparado con dormir en la tienda de campaña.

Charlamos un rato con la dueña de la casa. Nos contó lo duros que son aquí los inviernos, lo aislados que se encontraban y cómo la base militar era la que daba cierta vida a esta población. La pesca y el turismo de excursionistas y pescadores de trucha complementaban la pequeña economía local. También nos comentó que por aquí no venía casi ningún chileno. Tampoco muchos españoles, casi la mayoría de los excursionistas eran franceses y alemanes, más acostumbrados a practicar trekkings en zonas frías.

Después de descansar un rato más, salimos a dar una vuelta por Puerto Williams. La mayoría de las casas eran sencillas, construidas en madera y con tejados metálicos.

Puerto Williams

Después del paseo, fuimos a cenar al restaurante que nos recomendó la dueña de la casa. Allí cenamos carne estofada y un estupendo suflé de cangrejo real, todo acompañado por una buena cerveza patagónica. Una buena cena después del desgaste de estos 4 días intensos.

Cena

Regresamos a la casa y esa noche descansamos como no lo habíamos hecho en mucho tiempo. Ya pronto por la mañana, alistamos las mochilas y regresamos a Punta Arenas, donde también nos cuidamos bien con cordero patagónico al palo antes de volver a Santiago.



Este viaje, junto con el trekking por el parque natural de las Torres del Paine, es uno de los mejores viajes para disfrutar la naturaleza de todo Chile.

Si te ha gustado el post, ¡apóyanos con un like!

Un abrazo.

Gaviotina

¡Síguenos en las redes sociales!

Facebooktwitterrssinstagrammail
  • 31
    Shares

4 comentarios

  1. Gran reportaje
    Suena a viaje de aventura para no olvidar. En las antípodas del mundo .
    Tierra de fuego y cabo de Hornos era en tiempos de navegantes portuguese un rincón muy temido y lo prueba el paisaje tan agreste y salvaje.
    Las fotos demuestran una maravilla de la naturaleza . Me esperaba un trekking de nieve pero como habeís dicho el frío y el calor se dan de la mano.
    Subisteis un poco más arriba al estrecho del gran Magallanes?
    Viva la exploración y el National Geographic!!!

    1. Hola Juan,

      Nos alegra que te guste el Post. La verdad que todo en el viaje fue una aventura. Desde volar en avioneta a estar 4 días por una isla sin ver a nadie más.

      Con respecto al estrecho de Magallanes, no pudimos. Ibamos muy justos de tiempo. Pero si tienes tiempo y ganas puedes ir a la Isla de Hornos. Tienes la opción de ir en Helicóptero o en barco. Incluso, si eres tienes suerte y te admiten, puedes ir a la isla en un barco de la armada chilena (nos contaron un caso).

      Un abrazo

  2. Pedazo de viaje!!! 🙂
    Me habeis dado mucha envidia. Según iba leyendo más ganas me han dado de poder ir a disfrutar de esas maravillosas vistas. Aunque menudo miedito lo de las tormentas eléctricas!

    Un saludo

    1. Hola Erika,

      Nos alegra que te gustase el Post. Lo de las tormetas eléctricas se comenta bastante por el sur de Chile, porque es un riesgo, pero al final no vimos ninguna situación de peligro.

      Anímate a realizar este trekking o cualquier otro de los que indicamos en el blog. Es más, si tienes fotos de alguno tuyo las publicamos aquí.

      Un abrazo

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.