Machu Picchu, maravilla del mundo.

Machu Picchu es considerado una de las nuevas maravillas del mundo. Es un lugar mágico y energético ubicado entre la selva y la cordillera de los Andes.

La ciudadela, que está situada sobre la montaña Machu Picchu, estaba destinada a servir de hogar y culto para la clase dirigente inca. Fue construida entorno al año 1450 por orden del Inca Pachacútec, abandonada durante la conquista del Perú y redescubierta para el mundo en 1911 por el explorador estadounidense Hiram Bingham.

Decimos redescubierta ya que los pobladores de la zona si conocían de la existencia de unas ruinas en ese lugar (también se habla del cuzqueño Agustín Lizárraga como el descubridor original, 9 años antes). No fue hasta finales de los años 70 en los que se restauró y se adecuó el acceso, ya que antes se podía subir y ver las ruinas sin control alguno.

No solo destaca la ciudadela de Machu Picchu (montaña vieja en quechua), sino que también se puede contemplar y visitar el Huayna Picchu (montaña joven en quechua). Este se corresponde con el cerro más alto situado junto al Machu Picchu, en cuya cima existe un mirador con vistas espectaculares de la ciudadela y del resto de valles y montañas de la zona.



Antes del viaje a Machu Picchu

Dado que es el destino turístico del Perú por excelencia, te recomendamos que planifiques y compres los billetes de transporte, alojamientos y boletos lo antes posible.

Para que te resulte más sencillo, hemos indicado en el siguiente post las recomendaciones a tener en cuenta para planificar tu viaje a este mágico lugar.

Además, para tener un viaje completo, te recomendamos utilizar nuestro configurador de viajes para que planifiques las visitas a los destinos turísticos del Perú según tu disponibilidad de días.

Llegar a Machu Picchu

Para llegar a Machu Picchu debes viajar primero a la ciudad de Cuzco y, una vez allí, tienes varias opciones para llegar Aguas Calientes (pueblo situado a las faldas de Machu Picchu):

    1. Desplazarte en tren desde Cuzco hasta Aguas Calientes.
    2. Desplazarte en autobús, furgoneta o movilidad privada hasta Ollantaytambo, visitar el sitio arqueológico y tomar un tren hasta Aguas Calientes.
    3. Realizar alguna de las variantes del camino del inca

En este post te vamos a mostrar la 2º opción, que es la opción más completa para un viaje turístico.

Llegar a Cuzco

Hasta que se abra el aeropuerto internacional de Chinchero, estimado para 2021, la única opción existente es llegar en avión vía Lima (o desde otras ciudades del sur previo paso por Lima).

Hay multitud de vuelos al día, por lo que podrás elegir el horario que más te convenga. No obstante, nosotros recomendamos llegar por la tarde-noche para empezar el viaje al día siguiente a primera hora. No podrás conocer mucho por la hora, pero pasear por Cuzco de noche también tiene su encanto.

Plaza de armas de Cuzco

Calle en Cuzco por la noche

De todas formas, lo ideal es tener los días suficientes en tu viaje para poder visitar tanto Machu Picchu como Cuzco y sus sitios arqueológicos. Esto te llevará de 5 a 7 días, según tus gustos a la hora de viajar, pero merece la pena.

1º día. Visita de Ollantaytambo y llegada a Aguas Calientes

Ya que el sitio arqueológico de Ollantaytambo está de camino a Machu Picchu, aprovechamos a visitarlo en el mismo viaje.

Ollantaytambo, también llamado el pueblo del inca vivo, es el punto de entrada a la zona amazónica de Cuzco y el punto final del valle sagrado.

Nosotros cogimos el autobús de la compañía “Cruz del Sur” a primera hora de la mañana (estación ubicada en la calle industrial nº 14, Cuzco). Si no hay disponibilidad, o prefieres otra opción, también puedes llegar a Ollantaytambo en una movilidad privada o en una de las furgonetas que realizan el recorrido todos los días (paradero cabitos en Cuzco).

El camino es un poco largo, 90 km, pero podrás disfrutar de las vistas del valle y de los coloridos pueblos del lugar.

Una vez llegues a Ollantaytambo podrás visitar tanto el pueblo como el sitio arqueológico:

  • Pueblo de Ollantaytambo. Pueblo colonial situado en el valle. Aquí podrás descansar, almorzar más tarde y visitar sus calles y casas. En algunas de estas podrás ver una mezcla de estilos, la base de la casa sobre muros incas y el resto con arquitectura colonial.

    Pueblo de Ollantaytambo

  • Cara del Inca. En uno de los cerros cercanos se forma una figura, que con un poco de imaginación podrás asociar a la cara de un Inca.

    Cara del Inca en Ollantaytambo

  • Sitio arqueológico de Ollantaytambo. Es uno de los lugares turísticos más importantes del valle sagrado. Aquí podrás visitar tanto las terrazas como la zona del templo con su altar mayor.

    Terrazas en sitio arqueológico de Ollantaytambo

    Altar en sitio arqueológico de Ollantaytambo

    Y, justo enfrente de la zona arqueológica, se puede observar los depósitos que utilizaban para guardar alimentos. Debido al viento que corre por el valle, a la zona de sombra y a los grandes muros los alimentos se mantenían en buen estado más tiempo.

    Depositos de alimentos en Ollantaytambo

Después de almorzar, y según el horario del tren que elegiste, dirígete a la estación de trenes para continuar tu viaje a Aguas Calientes (situada en las laderas del Machu Picchu).

Tren Peru rail Cuzco Machu Picchu

El trayecto dura como 1:30 horas, así que relájate y disfruta de las vistas mientras te vas acercando a una de las nuevas maravillas del mundo.

Aguas Calientes es un pueblo pequeño, enfocado en dar alojamiento a los turistas que acuden a ver Machu Picchu, por lo que no tiene especial interés turístico por sí mismo.

Puedes recorrer el pueblo, contemplar el río Urubamba que lo atraviesa, relajarte en sus aguas termales, visitar alguno de sus múltiples mercadillos para turistas y hacerte alguna foto con la estatua en honor de Pachacútec.

Estatua en honor de Pachacútec

Ya por la noche, te recomendamos cenar pronto, preparar la mochila y descansar, ya que al día siguiente hay que levantarse muy pronto (el tiempo es más estable a primera hora).

2º Día. Visita de Machu Picchu (y Huayna Picchu)

Levántate lo antes posible, como a las 6:00, desayuna y dirígete a la parada de autobuses con destino a Machu Picchu.

El desplazamiento es corto, como unos 20 minutos. Durante el recorrido podrás ir disfrutando de las vistas, viendo los valles y el discurrir del río Urubamba entre las montañas.

Valles y montañas cercanas a Machu Picchu

  1. Ciudadela de Machu Picchu

    Una vez que llegues entrega tu boleto y dirígete a la entrada, donde podrás ver ya las primeras vistas de la impresionante ciudadela de Machu Picchu (y Huayna Picchu).

    Ciudadela de Machu Picchu

    Es impresionante no solo la ciudadela en sí, todas las montañas y valles que la rodean producen un efecto mágico. Pocos lugares del mundo desprenden esta energía.

    Alrededores de Machu Picchu

    Vistas desde Machu Picchu

    Siguiendo el recorrido podrás visitar la zona de las terrazas de cultivo que se situaban en un lateral de la ciudadela.

    Terrazas de cultivo en Machu Picchu

    Vista de terrazas de cultivo en Machu Picchu

    Después, entrarás de lleno en la ciudadela, donde podrás contemplar los restos arqueológicos que conformaban esta antigua ciudad inca:

      • Templo del Sol. Lugar de culto donde se realizaban ceremonias religiosas, fundamentalmente en solsticio de invierno (21-jun).

        Templo del sol en Macu Picchu

        Dentro del templo se puede observar una gran piedra tallada, la cual hacía las funciones de altar mayor.

        Altar Mator de templo del sol en Machu Picchu

      • Mausoleo Real. Justo debajo del templo del Sol se encuentra una cueva con la piedra muy bien trabajada. Se cree que dentro se encontraban momias, incluso se especula con la posibilidad de que la propia momia de Pachacútec descansaba en este lugar.

        Mausoleo Real en Machu Picchu

      • Templo principal. Era el edificio principal con sentido ceremonial de la ciudad. Se diferencia del templo de las 3 ventanas por unos muros más pulidos y lineales. Incluso existe la teoría que varias de las oquedades de la pared se depositaron restos funerarios.

        Templo Principal de Machu Picchu

        Frontal de templo principal de Machu Picchu

        Es impresionante como después de tanto tiempo los muros siguen en estado de conservación tan bueno (incluso después de verse afectados por terremotos). En muchos de ellos ni siquiera cabe una hoja de papel entre las grandes piedras que lo conforman.

        Detalle muro inca en Machu Picchu

      • Piedra Intihuatana (en Quechua ‘donde se amarra el Sol’). Es uno de los restos arqueológicos más estudiados de la ciudadela, pero todavía en la actualidad no se tiene su significado exacto. Se cree que servía de lugar de referencia para acontecimientos astronómicos.

        Piedra Intihuatana en Machu Picchu

      • Templo de las 3 ventanas. Uno de los templos más importantes de la ciudadela. Destaca por las 3 ventanas trapezoidales típicas de las construcciones incas. Se sitúa muy cerca de la plaza sagrada, por lo que se cree que tuvo bastante importancia dentro de la ciudadela.

        Templo de las 3 ventanas de Machu Picchu

      • Plaza Sagrada. Explanada principal de la ciudadela. Se encuentra en la mitad de la misma y flaqueada por diferentes construcciones.

        Plaza Sagrada de Machu Picchu

      • Acllahuasi o grupo de los morteros. Se cree que se correspondía con casa de mujeres escogidas (Acllahuasi en Quechua), dedicadas a las ceremonias religiosas. Hay varios altares y habitaciones para el culto.

        Acllahuasi o grupo de los morteros

      • En el recorrido por la ciudadela también encontrarás unas simpáticas llamas. Hazlas fotos, pero no te acerques mucho que escupen.

        Llamas en Machu Picchu

  2. Huayna Picchu

    Tiene un mirador en lo alto del cerro. Tardas unos 30 minutos en subir hasta allí y, aunque el recorrido es algo cansado y no tienes que tener vértigo, las vistas son espectaculares.

    Cerro Huayna Picchu

    Vistas de ciudadela de Machu Picchu desde el Huayna Picchu

Regreso a Cuzco

Una vez que acabes la visita, regresa a la zona de entrada y sella tu pasaporte con la imagen de Machu Picchu. Un buen recuerdo de esta maravilla.

Sello de recuerdo en Machu Picchu

Baja a Aguas Calientes y toma el tren de regreso. Una vez allí, dispones de días, te recomendamos que visites Cuzco y sus sitios arqueológicos.

Esperemos que te haya servido nuestra experiencia y no lo dudes, planifica ya tu viaje por el Perú y visita una de las nuevas maravillas del mundo.

Si te ha gustado el post, ¡apóyanos con un like!

Un abrazo.

Gaviotina

¡Síguenos en las redes sociales!

Facebooktwitterrssinstagrammail
  • 22
    Shares

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.