Las majestuosas huacas del norte del Perú.

Las huacas del norte del Perú son los vestigios de la cultura Moche y de las culturas posteriores (Lambayeque y Chimú). Hay varias decenas todavía en diferentes estados de conservación.

Una huaca es un templo religioso con forma de pirámide truncada y con rampas para acceder a la parte superior. Además, puede servir también como lugar de enterramiento de algún líder destacado de la cultura, como por ejemplo el Señor de Sipán o la Dama de Cao.

Representación de la construcción de una huaca

Huacas hay en toda la costa centro-norte del Perú, pero hoy nos vamos a centrar en las más conocidas y mejor conservadas de la zona Norte.


Huacas del norte del Perú

icono mapaHuacas de Túcume (Chiclayo)

También conocidas como las pirámides de Túcume, es uno de los complejos arqueológicos más grandes del norte del Perú. Todo un conjunto de huacas y diferentes edificios de la cultura Moche, ocupados posteriormente por las culturas Lambayeque, Chimú e Inca. Data del Siglo XI y se encuentra bastante deteriorado.

Huacas/Pirámides de Túcume, Chiclayo (Perú)

icono mapaHuaca Rajada-Sipán (Chiclayo)

Huaca donde fue enterrado el Señor de Sipán, cuya tumba fue descubierta en 1987. Además de la huaca, en este lugar se encuentra un museo del sitio que muestra unas recreaciones muy logradas de la tumba del Señor de Sipán.

Recreación de la tumba del Señor de Sipán en la Huaca Rajada-Sipán, Chiclayo (Perú).

icono mapaHuaca las Balsas (Chiclayo)

Si bien forma parte del complejo arqueológico de Túcume, queríamos destacarla por sí misma. Tiene unos muros bastante bien conservados de motivos marinos, principalmente de balsas con grandes redes de pesca.

Huacas del norte del Perú: Huaca Las Balsas, Chiclayo (Perú)

icono mapaHuaca del Sol (Trujillo)

Imponente construcción en adobe de 43 metros de altura. Se encuentra bastante deteriorada, por lo que no hay murales o construcciones de interés que sean visibles hoy en día. No obstante, merece la pena observar este impresionante templo y pensar cómo sería de grandioso hace cientos de años.

Huacas del norte del Perú: Huaca del Sol, Trujillo (Perú)

icono mapaHuaca de la Luna (Trujillo)

De menor tamaño que la Huaca del Sol, pero mucho mejor conservada. En ella se pueden ver restos de lugares de culto, los cuales fueron superpuestos sobre otros más antiguos. Varios de sus muros se encuentran con decoraciones policromadas bastante bien conservadas. Se encuentra situada a 500 metros de la Huaca del Sol.

Huacas del norte del Perú: Huaca de la Luna, Trujillo (Perú)

icono mapaHuaca del Dragón /Arco Iris (Trujillo)

Huaca de pequeño tamaño, pero bien conservada. Se llama de esta manera por los relieves con forma de dragón bajo un arco iris presentes en sus paredes. Es una de las más antiguas del norte del Perú (unos 1.100 años de antigüedad). Se encuentra dentro de la misma ciudad de Trujillo.

Huacas del norte del Perú: Relieve en Huaca el Dragón, Trujillo (Perú)

icono mapaCiudadela de Chan Chan (Trujillo)

Y no solamente podrás disfrutar de las huacas en el norte del Perú, también puedes visitar la antigua ciudadela chimú de Chan Chan. Esta era la capital administrativa de esta cultura, siendo la ciudad más grande de América construida en adobe. Es patrimonio de la humanidad desde 1986.

Huacas del norte del Perú: Ciudadela chimú de Chan Chan, Trujillo (Perú)

Estas son las huacas turísticas más importante del Norte del Perú. No obstante, si estás muy interesado en estos templos, puedes visitar también: Huacas Chotuna y Chornancap, el complejo arqueológico El Brujo (Huaca Cao Viejo, Huaca Prieta y Huaca Cortada), Huaca Bandera, …

¿Cómo llegar a las huacas del norte del Perú?

Como has podido ver, la mayor parte de las huacas del norte del Perú se encuentran en los alrededores de las ciudades de Trujillo y Chiclayo.

Puedes ir en avión hasta una de esas 2 ciudades y desplazarte en autobús a la otra. O puedes hacer el recorrido que hicimos nosotros en autobús vip (Cruzero Suite de Cruz del Sur) para poder visitar las huacas en un fin de semana.

Nosotros viajamos en autobús desde Lima hasta Chiclayo un viernes por la noche. De esta forma llegamos a primera hora de la mañana (12 horas de viaje). Visitamos la Huaca Rajada-Sipán y su museo de sitio, las pirámides de Túcume y su museo, el mirador del cerro La Raya y el museo Tumbas Reales de Sipán. Por la tarde/noche tomamos un autobús a Trujillo (a 4 horas en autobús).

A la mañana siguiente visitamos las Huacas del Sol y de la Luna, el museo Huacas de Moche, la huaca Dragón/Arco Iris y su museo de sitio, la ciudadela de Chan Chan y el balneario de Huanchaco (caballitos de totora). Ya por la noche tomamos el autobús de vuelta desde Trujillo, llegando pronto a Lima. Lo justo para ducharnos e ir a trabajar.

Es un plan bastante cansado, pero nos permitió ver las huacas del norte del Perú en un fin de semana. También puedes visitar primero Trujillo, pero la vuelta desde Chiclayo a Lima es más larga. Por eso dejamos el viaje «corto» para la vuelta.

¿Dónde alojarse para visitar las huacas del norte del Perú?

Chiclayo y Trujillo son las principales ciudades cercanas a las huacas. Te recomendamos que busques alojamiento en estas 2 ciudades, una noche en cada una de ellas (se encuentran a 215 km de distancia).

Hoteles en Trujillo



Booking.com

Hoteles en Chiclayo



Booking.com

Tours por las huacas del norte del Perú

Hay bastantes compañías que organizan visitas guiadas a las huacas y a los museos de la zona. Nosotros contratamos con Travelers Tours Perú y nos fue muy bien.

Otras empresas turísticas de la zona son: Mystey Perú (con ellos viajamos a Nazca), Moche Tours, Tours.Pe, …


El norte del Perú no es tan turístico como el Sur (Machu Picchu, Cuzco, Lago Titicaca, Nazca,…), pero tiene lugares muy interesantes que ver: Chiclayo, Trujillo, playas de Máncora, Huaraz (Cordillera Blanca), Iquitos, Manglares de Tumbes, …

Si no puedes viajar al norte del Perú porque no tienes tiempo en tu viaje, visita por lo menos la Huaca Pucllana (Miraflores) o la Huaca Mateo Salado (Pueblo Libre/Breña) en Lima. Así podrás contemplar los restos de uno de estos maravillosos templos. Y, si eres un fanático de la arqueología, no puedes perderte tampoco Caral, los restos de la civilización más antigua de América.

¿Te ha resultado interesante el post?, ¡apóyanos con un like!

Un abrazo.

Gaviotina

¡Síguenos en las redes sociales!

Facebooktwitterrssinstagrammail

2 comentarios

  1. Sería interesante saber y comparar como estaban hace 1500 años las cosas en nuestra península patria y en el Perú
    Parece que en este último las culturas precolombinas y lo que es más las preincaicas debían muchas vueltas a nuestros queridos iberos que por entonces estaban empezando a descubrir mundo gracias a los viajes de los colonos fenicios y griegos y sus cacharros
    Estas huacas no tienen nada que envidiar a las estelas aztecas o a los obeliscos egipcios

    UN saludo

    1. Gracias Juan por tu comentario.

      La verdad es que sí, hay muchos sitios en el mundo que igual hoy no destacan tanto pero si que fueron de primer nivel en su época.

      Un abrazo

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.